viernes, 1 de abril de 2011

HARINA DE ALCACHOFA

La Alcachofa es un vegetal muy conocido a nivel internacional, excelente alimento altamente nutritivo que previene, alivia y cura las enfermedades que usted pueda adolecer.
•  La harina de alcachofa es rica en hierro, potasio, zinc, fibras solubles, vitamina A, C, y vitaminas del grupo B, como también tiamina y riboflavina; a esto se le suma incluso el ácido cafeico y los flavonoides presentes en la composición de la harina de alcachofa suma sus efectos benéficos para contrarrestar la oxidación y el envejecimiento.
  •  La harina de alcachofa encierra tal cantidad de buenas propiedades que actúa como alimento y además, como gran protector de la salud; es rica en fibra, antioxidantes, minerales y vitaminas A,B, C y E; su consumo se recomienda para tratar dolencias tales como la leucemia, la diabetes, el colesterol alto, los problemas digestivos y renales, también para prevenir el cáncer.
•  La harina de alcachofa aporta muy pocas calorías y sí cantidades importantes de calcio, potasio, fósforo, hierro y magnesio.
  •  Por su alto contenido en hierro la harina de alcachofa es recomendable en el tratamiento para combatir la anemia y el raquitismo.
  •  La harina de alcachofa además de contener magnesio es rica en vitamina B, especialmente en vitamina B 3 (Niacina), necesaria entre otras funciones de la transformación de los hidratos de carbono en energía y el buen  mantenimiento del sistema nervioso; consumir harina de alcachofa ayudará a aprovechar mejor los alimentos. Entre sus principales activos figuran:  potasio, fósforo, hierro, sodio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, calcio, ácido fólico, niacina y las vitaminas A, B1,  B2, B3, C, E.
  •  Dentro de los minerales que contiene la harina de alcachofa está el potasio en bastante proporción, se considera a la harina de alcachofa como una de las hortalizas de mayor contenido en magnesio, fósforo y calcio y con cantidades medias de sodio.
  •  La harina de alcachofa estimula el apetito, tiene propiedades diuréticas, no engorda y es una fuente de vitaminas.
  •  Pero hay más, por otro lado, los beneficios de la harina de alcachofa están ligados a su fuerte mineralización , es decir, tiene minerales importantes: fósforo, calcio, potasio; igualmente contiene vitaminas A, B1, B2, B3, C, E. Incluye ácido clorogénico, que es un buen antioxidante; esteroles, que limita la absorción del colesterol por parte del intestino; la cinarina, que es una sustancia que estimula secreción biliar favoreciendo la digestión de las grasas y además, ejerce un efecto diurético que previene la retención de líquidos.

•  La harina de alcachofa es genial contra el estreñimiento; además, gracias a la fibra precisamente, es un alimento ideal para controlar el apetito, ya que absorbe el agua del estómago y nos hace que tengamos esa sensación de estar llenos. Eso está bien ¿no?, por la tanto, puedes comerlo para engañar al estómago; es ideal para seguir una dieta equilibrada.
•  Hay que destacar otra propiedad de la harina de alcachofa: es un alimento afrodisíaco; al menos, eso es lo que nos contaron los romanos y los griegos, cuando trajeron  la alcachofa a toda Europa. Seguro que hay much@s que con este último dato se han convencido definitivamente de lo bueno que es la harina de alcachofa.
  •  Cien gramos de harina de alcachofa cubren aproximadamente el 16% de las ingestas diarias recomendadas de fósforo, un 10% de las del hierro y el 8% de las recomendadas para el magnesio.
•  La harina de alcachofa posee fitoesteroles que contribuyen a controlar los niveles de colesterol en sangre y flavonoides con acción antiinflamatorio, lo cual protege contra las enfermedades cardíacas.
PROPIEDADES DE LA HARINA DE ALCACHOFA
HIGADO : La harina de alcachofa es un excelente cuidador del hígado, ayuda a su regeneración, cura la hepatitis, cirrosis, ictericia, cálculos e inflamación de la vesícula biliar, protegiendo este vital órgano que es nuestro hígado, muy importante para tener una buena salud.
COLESTEROL: La harina de alcachofa disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre y tiene efectos benéficos contra la arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares. Sus ácidos contribuyen en reducir el nivel de colesterol en la sangre, disminuir la presión arterial, y previene el riesgo de enfermedad vascular. La harina de alcachofa presenta un efecto reductor del colesterol y de los triglicéridos, debido a la presencia de cinarina, una sustancia que actúa evitando la síntesis endógena de colesterol y otros lípidos, al tiempo que aumenta la excreción biliar de colesterol y la transformación de éste en ácidos biliares. Por ello, está indicada para todas las enfermedades funcionales y orgánicas del hígado, vesícula biliar y vías biliares, así como para los trastornos digestivos que de ellas deriven.
DIABETES : La harina de alcachofa contiene Inulina que permite mejorar el control del azúcar en la sangre de los diabéticos. Al rebajar el nivel de azúcar en la sangre previene y ayuda a combatir la diabetes, ya no necesitaran la Insulina los enfermos si consumen frecuente mente la harina de alcachofa.
Es importante recordar que deberán consumir su harina de alcachofa paralelamente a su Insulina y poco a poco ir dejando la Insulina, con un control del médico del enfermo.
DIGESTIÓN: La harina de alcachofa con su principio activo Cynarina que tiene, alivia la sensación de plenitud y meteorismo que acompaña a los síndromes dispépticos, ayuda a contrarrestar el estreñimiento, estimula la secreción de jugos gástricos estomacales. Ayuda a asimilar los productos lácteos.
OBESIDAD: Como es un gran estimulante de la eliminación, la harina de alcachofa favorece la pérdida de peso y es muy recomendable para tratar la obesidad. Las famosas propiedades adelgazantes que se le atribuyen, en base a su composición, al efecto diurético, a su bajo aporte de grasas y sus escasas calorías, se le toma como un “alimento mágico” a la hora de perder peso, sin embargo no existe un “alimento milagroso” para adelgazar, sino que sus propiedades resultan beneficiosas si además se complementan con una dieta variada y equilibrada.
La dieta se debe realizar treinta días consecutivos por un mes para mantener el peso y su poder está en que la harina de alcachofa es un alimento saciante, además de un poderoso diurético para eliminar toxinas y líquidos. Consumiendo 100 gramos, sólo ingieres 49 calorías y es buena para ayudar a acelerar el metabolismo, haciendo que las grasas se quemen más rápido. La clave está en consumirlo como alimento principal durante treinta días, en todas tus comidas.
La dieta de la harina de alcachofa consiste en consumirlo como alimento principal durante TREINTA DIAS EN TODOS SUS ALIMENTOS. Los resultados son espectaculares, se pierde peso y al mismo tiempo se desintoxica el organismo.
Asimismo, estimula la absorción de oxígeno a través de los poros de la piel, lo que la convierte en un tratamiento de belleza. Existen numerosas variantes de la dieta pero para ser exitosas todas deben incluir la harina de alcachofa como alimento principal.
ARTICULACIONES: La harina de alcachofa combate las afecciones reumáticas como artritis, artrosis, con resultados fabulosos.
DIURETICO: La harina de alcachofa favorece la eliminación de liquido en el cuerpo, por lo que resulta interesante no solamente en caso de obesidad, sino también en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación del agua y la consiguiente eliminación de toxinas y especialmente el acido úrico; en enfermedades circulatorias, apáticas, gota, artritis.
Tiene un suave efecto laxante, y acelera el metabolismo, por lo que las grasas se queman más de prisa.
CÁNCER: La harina de alcachofa con su Cinaropicrina , otro de sus componentes de la alcachofa tiene una probada acción anti cancerígeno según cientos de médicos naturalistas franceses, alemanes y sudamericanos.
CORAZÓN: También se recomienda el consumo de la harina de alcachofa para cuestiones relacionadas con el sistema cardiovascular; este vegetal sabe muy bien como regular los niveles de colesterol en sangre , además de ayudar contra la hipertensión y la arteriosclerosis.
PRÓSTATA: La harina de alcachofa es muy buena para los prostáticos que sufren las dificultades de orinar e irritación de los uréteres, de la vejiga y de la próstata.
 
 Espero te resulte útil,

Ricardo Rivera Ramírez
Movistar 975 481 027
RPM *774503


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada